¿Si compro ahora el zapato de comunión, se le quedará pequeño para el gran día? ¿Si me espero para comprar el zapato de comunión más cerca de la fecha, me quedaré sin el zapato que más me gusta?

La respuesta a esas preguntas, es incierta, puede ser…

Por nuestra parte hacemos toooodo lo posible para ayudarte a elegir sin equivocaciones, de todas formas os dejamos una buena página informativa para escoger el número adecuado www.bebesymas.com , para hacerlo más fácil, aquí va un resumen.

Al probarle el zapato al niño, siempre tiene que caber el dedo entre el zapato y el talón, es como un centímetro o centímetro y medio de más, si piensas que es demasiado, mide tu pié y el interior de tu zapato, ¡¡sorpresa!! te  sobra un centímetro y tu no creces.

Muchas veces queréis que el zapato le quede como pintado en el pié,  y eso no es bueno, corre el riesgo de que se le encarne la uña, moraleja, ni justo ni que le quepan dos dedos.

Además en septiembre comentáis que no le está bien el zapato de comunión y os vendría bien para otros eventos, hay que ser prácticos, y los niños crecen.

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dinos lo que buscas

Cesta